Homilía Dominical

XXXIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

“Jeucristo Rey del Universo ”

21 de Noviembre 2020
XXXIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO
A+ A-

Powered by Restream.io

Síguenos en:

Facebook: facebook.com/parroquia.cristomaestro.127

Youtube: youtube.com/channel/UCnUSvcuiPMCBpLlEW4uq0yQ

Instagram: parroquiacristomaestro127_

 

 

El Papa Benedicto XVI, en una homilía del 3 de Junio del 2006 dijo:

“Cristo resucitado no es un fantasma:

No es sólo un espíritu,

No es sólo un pensamiento,

No es sólo una idea.

Sigue siendo el Encarnado”.

 

Decir que hoy celebramos la fiesta de Cristo Rey pareciera una osadía enorme, pues cada católico que escucha el anuncio evoca de inmediato diferentes imágenes de ese Cristo anunciado, y cada imagen, generalmente, resulta diametralmente opuesta y contradictoria con la que están viendo sus hermanos en la fe:

 

 

No basta conocer a Cristo. Hay que reconocerlo:

 

Jesús no se ha ido. Permanece aquí, en la tierra, entre nosotros. Simplemente se ha escondido. Se ha disfrazado, adoptando un aspecto ordinario.

 

Al celebrar hoy a “Cristo Rey” la Liturgia nos brinda su inigualable servicio que tiene como fin primordial revelar el rostro que hoy y aquí tiene Jesús para nosotros, los hombres de esta época.

 

La Liturgia de la Iglesia nos presenta hoy a Jesús como el Señor de la Historia; la de hoy, la de antes, la futura; quien hace verdad entre los hombres y nos da el criterio de pertenencia o exclusión de su Reino: el compromiso real por el hombre: “cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.

 

Celebrar a Cristo Rey es escuchar a Jesús de Nazaret, sencillo maestro de la humanidad, que ha hecho con el material de su propia vida el modelo regio para todo hombre que pisa este mundo, donde:

 

Ese es el “Cristo Rey” al que nos referimos hoy cuando celebramos su Solemnidad que nos aporta muy importantes píldoras para nuestra vida cristiana:

 

  1. “Ovejas y cabras”.

 

  1. “Derecha e izquierda”

 

  1. “Salvados y Condenados”

 

  1. Premio o castigo.

 

Señor, equípame con ojos nuevos.

Los ojos de antes ya no me sirven.

Tengo necesidad de ojos nuevos para reconocerte,

Desde el momento en que tú has acostumbrado viajar de incógnito

Y parecer siempre otro.

...Y no me dejes caer en la distracción.

Más líbrame del descuido.

Amén

 

 

“Los jóvenes Franceses exiges celebrar misas”

 

 

Durante los dos últimos fines de semana miles de católicos se manifestaron frente a las iglesias y catedrales pidiendo que el Gobierno Francés permita el culto público, actualmente prohibido por el confinamiento al que regresó Francia. Las autoridades permiten mantener abiertos los templos pero no celebrar misas públicas.

 

El descontento de muchos católicos ante esta vulneración de un derecho fundamental como la libertad religiosa ha provocado un movimiento de resistencia nacido desde los propios fieles, encabezados por jóvenes y transmitiendo la convocatoria a través de WhatsApp y las redes sociales, logrado reunir a cientos de personas en cada ciudad.

 

La primera de ellas se produjo el fin de semana del 8 de noviembre en Nantes congregando a más de 600 personas. Había sido autorizada por la Prefectura pero ni las autoridades preveían que se reuniera tanta gente. Rápidamente se extendió a Lyon, Versalles y finalmente a numerosas ciudades francesas este fin de semana.

 

 

Ya fuera bajo la lluvia o el frío que ya se da en Francia, los católicos franceses hicieron oír a las autoridades su queja muchas veces silenciada. Simplemente quieren ir a misa, sin privilegios, respetando todas las medidas de higiene y seguridad.

 

Este movimiento de resistencia pacífico, y legal, ha tenido una gran repercusión mediática en el país, y como consecuencia, también política. De hecho, ha abierto en la propia clase política e incluso en el gobierno el debate sobre si se debe permitir o no el culto público.

 

El presidente del Senado, se ha mostrado favorable a la reanudación de las misas públicas “a condición de que se respeten las condiciones sanitarias” en las iglesias.

 

 

 

 

 

Los obispos franceses han preparado un nuevo protocolo “muy preciso”, proponiendo “medidas para todos los actos católicos y no sólo para las misas”, afirmó el portavoz de los obispos.

 

El nuevo protocolo propone un aforo del 30% de las iglesias y respetar un perímetro de cuatro metros cuadrados alrededor de cada fiel.

 

El movimiento espontaneo de los laicos católicos ha dividido también a los obispos. Los hay que han pedido que no se manifiesten ni protesten contra las prohibiciones porque esto podría enturbiar las negociaciones de la Conferencia Episcopal y otros que están denunciando de manera más contundente el ataque a la libertad religiosa de los católicos.

FIN DE LA HISTORIA

Fuente: https://www.religionenlibertad.com/europa/215043145/resistencia-catolica-francia-concentraciones-iglesias-misas.html

 

Hoy que celebramos la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, esta noticia nos pone de manifiesto una primera realidad gloriosa: Jesucristo sigue siendo Rey del Universo para los jóvenes de Francia y piden a gritos su derecho a la Eucaristía.

 

Y una segunda realidad, debemos estar alertas, preparados y adelantarnos a los acontecimientos. No se trata de llenarnos de pesimismo o miedo, se trata de hacernos, cada uno, cada católico, un multiplicador de la necesidad del cumplimiento de las normas biosanitarias para no regresar a la fase 0 como está pasando ahora mismo en Europa.

 

Que así sea,

 

Franz Monroy C.,

Párroco

Fuente: https://www.religionenlibertad.com/vida_familia/323781223/Es-tiempo-favorable-10-ideas-para-familias-catolicas-recluidas-en-casa-por-el--coronavirus.html

Desarrollo por San Pablo Multimedia